martes, 18 de octubre de 2011

Amigos.

Son esas personas que te quieren incluso cuando ni tu mismo lo haces. Son aquellos que ponen su hombro aún cuando por orgullo, lo rechazas. Los amigos lloran contigo, por ti y sin que se lo pidas, y te abrazan cuando más lo necesitas, aún cuando tu no lo sabes.
Los amigos siempre van a estar ahí para ti, incluso cuando a veces, seguramente, no te lo merezcas. Aguantarán tus gritos, tus pataletas y tus malas palabras. Te sonreirán aún cuando no sepas porqué, y reirán aunque estén tristes, solo para verte sonreír.
Eso es la amistad.
Ahora yo te pregunto:
¿Sabes tú lo que es eso? ¿Alguna vez has sentido eso por alguien?
Seguramente hayas jugado el papel de tu vida, y pienses que siempre estaremos ahí para ti.
Pero te aseguro que no. Porque no pienso volver a arrastrarme por ti, ni hoy, ni nunca.
Lo que tu no entiendes es que no es por mi. Es por lo demás que dejas por el camino. Porque me das igual, sinceramente.
Si quieres que duela, lo consigues.
Lo que no quiero pensar es que te sientas orgulloso.
El tiempo pone a cada uno en su sitio, no lo olvides.

No hay comentarios:

Publicar un comentario